Falafel

Falafel

Aunque fue una de las primeras recetas que subimos al blog (allá por los inicios) la fotografía era tan penosa que hasta me daba vergüenza cuando la veía y terminé por quitarla. Puede que suene un poco exagerado pero ¡no puedo evitarlo! Me pasa como con los trabajos de clase, puedo tardar una eternidad en acabarlos sólo por las veces que los repaso y voy cambiando pequeños detalles, reestructurando frases, añadiendo palabras, quitando otras… hasta que o quedo contenta o me canso y termino por dejarlo esté como esté. Total, que para algunas cosas soy una quisquillosa y no puedo evitarlo *-)
Volviendo al falafel, aquella fue una versión al horno de estas delicias de garbanzo que habitualmente van fritas, buscando que fuesen más sanas. Tenía ganas de probar alguna alternativa que no estuviese bañada en aceite preferiblemente pero sin que fuese horneada, por eso cuando los chicos de ACEITE AL GUSTO me ofrecieron probar sus aceites en spray supe que esta sería una de las primeras recetas que haría con el de oliva virgen extra. Además de ese, tienen de una variedad enorme de sabores ¡incluso de chocolate!

Ingredientes (para unos 20 aprox.):

  • 400 gr. (un bote) de garbanzos cocidos
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • ¾ de taza de harina de garbanzo (o de trigo)
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharada de leche (puede ser vegetal)
  • Perejil fresco
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra natural (en mi caso en ACEITE AL GUSTO)
Elaboración:
En un procesador de alimentos metemos la cebolla troceada, los dientes de ajo y unas cuantas hojas de perejil. Trituramos de modo que quede todo bien picado y reservamos.Picamos también los garbanzos, sin que lleguen a ser puré, sino que quede algún trocito pequeño.
Juntamos la mezcla de cebolla con los garbanzos en un bowl y mezclamos.
Añadimos la cucharada de leche, la levadura, la harina y salpimentamos al gusto.
Volvemos a mezclar con un tenedor o espátula hasta tener una masa homogénea.

Hacemos bolitas del tamaño de una nuez grande con la masa, las aplanamos dándole forma como de hamburguesillas y las vamos poniendo en un plato.

Cuando tengamos todas ponemos en una sartén un pelín de aceite de oliva (¡nunca pensé que el aceite en spray fuese tan cómo de usar!) y cuando esté caliente, a fuego medio – alto, ponemos los falafel.
Los dejamos unos 3 minutos y les damos la vuelta, tienen que quedar doraditos.

Los ponemos en un plato con papel absorbente y servimos todavía calientes.

En casa nos encantan con salsa de yogur.

Autor: http://www.cocinandoenmarte.com
Nota: Imagen con la antigua imagen y marca

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: